Voy corriendo aunque me caiga

Voy corriendo aunque me caiga
Tenerife. Noviembre 2013

viernes, 7 de noviembre de 2014

XI MARATON DE OPORTO

XI MARATON DE OPORTO.-

“Se esta rifando una hostia...”

     Cuantas veces me han dicho esta frase a mí que en Oporto me la decía a mí mismo. Y muchas veces esa rifa me tocaba. La verdad es que hacia mis méritos para llevármela. En esta maratón también hice méritos.

     La inscripción a esta carrera fue un regalo de cumpleaños de mi hermana; así que a ella debo agradecer, en gran medida, haber sumado mi cuarta medalla maratoniana.

     Durante los días previos nos habíamos informado de la posibilidad de lluvia para ese día. Que le vamos a hacer.

     El viernes por la mañana salimos para Oporto en coche. El viaje fue cómodo. Llegamos al hotel sin apenas callejeo y nos instalamos. Nada más comer nos fuimos andando a la feria del corredor. Un largo paseo con muchas cuestas hasta llegar a una feria muy sencilla. Recogida sin ninguna espera de dorsal y bolsa del corredor  y mucha amabilidad por parte del personal.

     De allí a pasear por las dos orillas del Duero, avituallamiento con cervecitas y  vuelta al hotel con bastante cansancio. Habíamos andado mucho.

     Salimos a cenar a un italiano que nos recomendaron y un desastre. Desde que nos sentamos hasta que nos atendieron y desde que nos atendieron hasta que nos trajeron la cena pasó más de una hora. Luego para cobrarnos algo parecido. No volvimos a este sitio.

     Hotel muy tranquilo para el descanso, aunque yo no lo aprovecho. Serán los nervios.

     El sábado por la mañana visita a la Torre de los Clérigos, subiendo todas sus escaleras, catedral, librería Lello y visita guiada a una bodega.

     Fuimos a comer a la pasta party y la verdad es que me gustó bastante. Me gustó el sitio, el ambiente, la música en directo.

     Por la tarde paseo y relajación en el hotel viendo a mi Aleti. Salimos a cenar la inevitable pasta.

     Duermo poco, pero descanso. Más nervios. En el hotel ambiente maratoniano desde muy temprano. Después de todo el ritual previo a la carrera vamos caminando hacía el punto de partida.

     Dejamos muy rápido la bolsa en el ropero ( quizá muy pronto) y hace bastante frío, que combatimos con un café. Hay nubes que amenazan lluvia, pero según las últimas previsiones será en la segunda parte de la carrera.

     Los cajones de salida creo que fueron bastante respetados, quizá porque éramos pocos corredores. En la espera una cosa curiosa....los speakers dieron en varios idiomas la estadística de los nombres más comunes de los participantes: Antonio, José, Manuel, María...

A las 9 a correr.

     Salgo al lado del globo de las cuatro horas, pero porque estábamos juntos, no pensaba ir con esa compañía. Los primeros metros son cuesta arriba hasta la enorme rotonda de Boavista, donde giramos a la izquierda y empezamos a descender. Voy rápido (para mí): a unos 5:10 min/km con algún kilómetro debajo de 5 minutos. Me da por pensar: Menuda hostia me voy a pegar dentro de unos kilómetros. No hago caso....sigo.

     El kilómetro 10 en 51:13 y adelanto al globo de 3:45. En un tramo de ida y vuelta me cruzo con mi hermana que corre la carrera de 16 km. Nos animamos.

     En el km 15 me tomo un gel de los tres que llevo, los kilómetros pasan, mantengo el ritmo: se está rifando una hostia y llevo muchas papeletas pero de momento voy bien...

     Me gusta correr cerca  del mar, quizá porque no lo disfruto a menudo.
     Cambiamos mar por río Duero; también me gusta ir por allí. La media maratón la paso en 1:49 raspados, ritmo de 5:10. Cruzamos el puente de Don Luis I y llegamos a la orilla de las bodegas. Mucho adoquín que no gusta a mis pies ni a mis piernas, ni a mi. Algún kilómetro a menos de 5 minutos....se masca la tragedia, pero voy cómodo aún.
     En el kilómetro 25 me descuido y no cojo agua. Fallo serio. Dudo si desandar un poco para refrescarme pero sigo. Paro a mear, que lo necesitaba desde el primer km y como membrillo que me sienta divinamente.

     En esta parada, me adelanta el globo de 3:45. Me reincorporo a unos 25 metros del nutrido grupo que le acompaña y le persigo hasta el km 30 que paso en algo menos de 2:38; a 5:15 min/km.

     El crono deja de medir parciales.

     Las piernas empiezan a pesar y las ingles empiezan a doler.

     El globo de 3:45 se aleja lentamente. Los kilómetros se hacen interminables. Los adoquines se clavan.

     Al final llegó la hostia que estaba esperando desde el principio, aunque más leve de lo que esperaba.

     En el 35 voy flojo. Paro en el avituallamiento a comer membrillo y beber tranquilamente. Llevo geles pero no me apetecen: igual debía haberme tomado alguno más.

     Empezamos a adelantarnos Miguel y yo. Miguel es un corredor portugués con el que había compartido muchos tramos de carrera. Ahora con menos gente y muy justitos de fuerzas, nos animábamos el uno al otro. La ingle izquierda amenazaba con algo serio.

Hasta el 40 se hizo muy largo. Desde el 40 fuimos junto Miguel y yo con un trote muy suave pero constante. La temida última subida  no me pareció muy dura. Olía a meta.

     El último tramo nos acompaña mi hermana. Giro a la izquierda y meta. 3:56:17.MMP
     Abrazo y saludo con Miguel. Enhorabuena
     Medalla, cervecita y camiseta de finisher. Muy contento.


     Ropero sin ninguna espera y andando un km hasta los autobuses que la organización había dispuesto para llevarnos al centro de la ciudad. En este paseo empezó a diluviar. Si en este tramo nos habíamos calado poco, la espera de la cola del autobús más el paseo de la rotonda de Boavista al hotel sin parar de jarrear hizo que llegásemos al hotel como si saliésemos vestidos de una piscina.

     Ducha relajante, wassapeos (gracias por vuestros ánimos) y comida en un restaurante próximo. Comimos mucho y muy rico todo.
     Por la tarde paseo por el centro, compras y relax. El Lunes, amaneció muy gris y nos vinimos a Madrid muy contento por el viaje. Me gusta Oporto y me sigue gustando la práctica del maraturismo.

CONCLUSIONES DE LA CARRERA.-

- Carrera no muy dura. Solamente dos cuestas reseñables: la del kilometro inicial y la del final.
- Tramos de adoquinado que no me gusta nada
- No había muchos voluntarios en carrera, o al menos no les ví.
- Animación muy escasa.
- Ciudad con mucho encanto
- Carrera barata en general: por su cercanía, por los precios en Portugal y por la inscripción. Fueron 35 Euros, con una camiseta de algodón, otra técnica de finisher, mochila, botella de vino, pasta party y lo habitual incluido. Más por menos imposible.
- Avituallamientos con sólido, fruta, agua e isotónicos.
- Muchos españoles y mucha diversidad de  nacionalidades de corredores con dorsales personalizados y banderita de cada país.
- Ninguna espera en recogida de dorsales y guardarropa. Espera leve en pasta party y autobús de regreso.
- Carrera recomendable.

CONCLUSIONES PERSONALES.-

- Cuarta maratón acabado en cuarto país en cuatro años. Bajo de 4 horas y MMP conseguida que se mantenía desde el primero.
- La historia de siempre... perfecto de fondo, pero me fallan las piernas.
- La idea de salir a buen ritmo ( dentro de un orden) reservando menos para el final creo que me va bien.
- Buenas sensaciones en general
- Recuperación muy rápida.
- Quizá debería tomar algún gel más en carrera, Lleve tres los 42 km y solo tomé uno.
- Seguiré practicando maraturismo.

     La próxima maratón será en Paris, en Abril de 2015. Hasta entonces haré medias maratones y lo que surja....Aquí lo contaremos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

FELICIDADES!!!!! Por mi parte yo concluí la carrera de 16km a la que me apunté, así que objetivo cumplido.

Lo peor la lluvia de después de la carrera, lo mejor la ciudad en si misma

Anónimo dijo...

En vilo me has tenido, pensé que un batacazo de aupa te habías dado. Alegreme pues de que no fuera mucho y del final con margen para disfrutarlo. Sigue así.

Diego del Tell dijo...

Bravo, felicidades y a por el siguiente. Estupenda narracion

Sergio de la Fuente dijo...

Felicidades Alfonso no hay quien te ate y con un tiempo cojonudo, pena lo del pavés sino te sales

Anónimo dijo...

felicidades guapeton
la dieta light te ayuda cada día mas!

fosete dijo...

Para anónimo 1.-

Gracias. Bien dicho: objetivo cumplido. Aquello no era llover, era jarrear. Gracias por el regalo

Para anónimo 2:_

Gracias majo. Que comentario más original. Siempre he pensado que eras un poeta, desde que íbamos a tomarla al Barrio de las Letras. No hace tiempo.

Para Diego del Tell.-

Muchas gracias primo. A ver si animamos a tu padre a una de estas. Estoy en ello; ayúdame

Para Sergio de la Fuente.- Amigo: mi primer maratón me acompañaste mucho rato. Nos vemos pronto

Para anónimo 3.-

Gracias chipi. Dieta hice la última semana comiendo pasta. Sabes que me gusta mucho tomarme unas cervezas contigo y luego cenar


Anónimo dijo...

Enhorabuena.
Eres un tio constante y seguro que en Paris seguiras dando un plus.
Espero que coincidamos pronto en alguna carrerita.
Un saludo,
Corpo

fosete dijo...

Gracias Corpo.

Lo he hablado con Orlando y si me gustaría compartir algunos días de convivencia y carrera juntos otra vez. Espero sea prontp